¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

Reseña histórica

La desaparición del tráfico ferroviario sobre los tramos González Catán - Patricios y González Catán - Pergamino de la ex Compañía General de Ferrocarriles de la Provincia de Buenos Aires (luego devenido en ramal G4 y línea G del Ferrocarril General Belgrano) entre 1994 y 1996, motivó que diferentes grupos y pobladores ubicados en la zona de afluencia del trazado comenzaran a trabajar voluntariamente en el mantenimiento y resguardo de algunos sectores del ramal, para evitar el deterioro y obstrucciones producto del abandono, prevenir el robo de durmientes, rieles, carteles, etc y los saqueos en algunas estaciones.



A mediados de 2005, mediante la unión de las cuadrillas de Plomer, Mercedes, Espora y Gouin -que venían trabajando de manera independiente desde mucho tiempo atrás- se formó definitivamente Amigos del Ferrocarril General Belgrano, proponiéndonos en el mediano plazo revitalizar de punta a punta un importante tramo de la traza principal: Villars - Mercedes - Tres Sargentos y algunos tramos recuperables del ramal a Patricios (ver mapa). La primera unión de cuadrillas “norte” y “sur” se concretó en mayo de 2006, en una zona rural cerca de Altamira.



Entre fines de 2008 y la primera mitad de 2009 se trabajó fuertemente en la zona sur de la línea G, con la creación de nuevas bases y la incorporación de decenas de nuevos kilómetros de vía recuperada por la Asociación. A su vez, en septiembre de 2009 fue fundada la base Salto y con ella se extendió aún más nuestra área bajo custodia.


A fines de 2010 la Asociación concentró su trabajo en la línea G (Villars-Salto), quedando el ramal G4 y el tramo urbano Villars - González Catán bajo responsabilidad de otra asociación.


El trabajo de las cuadrillas es arduo y costoso (gran parte de los voluntarios viajan desde Capital Federal o el conurbano), pero todo es realizado con una sola explicación: la pasión por el ferrocarril y la convicción de preservar una infraestructura con un importantísimo significado socio-cultural, y potencialmente estratégica.



Para ver los logros conseguidos desde 1995 hasta la fecha haga click aquí


Desde Amigos del Ferrocarril Belgrano propendemos a que los pueblos linderos a vías en desuso puedan formar cuadrillas voluntarias con el único propósito de mantener la infraestructura. En Argentina aún existe un gran tendido de vías con posibilidad de recuperación -dormida bajo el pastizal- pero, si descuidamos estas instalaciones, los crecientes hechos vandálicos podrían darnos una desagradable sorpresa en el corto plazo.