¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

martes, 28 de junio de 2016

Plomer - Mercedes - Plomer e intermedias

Una de nuestras cuadrillas de base Plomer realizó un viaje de patrullaje a bordo de la tradicional zorra motor M01 y se encontró con peculiares y aguerridos personajes.
Tres catangos munidos de riguroso equipamiento de seguridad es lo necesario para partir de Plomer hacia el norte una mañana que bien podría ser cualquier mañana. Antes de la partida, es norma controlar fluidos, combustible y dejar en ralenti al motor bicilíndrico durante algunos minutos. Salgamos hacia Mercedes.
Pasa La Choza y nuestros protagonistas comprueban que el trabajo realizado por Amigos del FC Belgrano es eficaz: la maleza está controlada. Sin embargo, un pesado zumbido cada vez más cercano los inquieta. Disminuyen la velocidad y se aproximan muy lentamente con la mirada fija en el objetivo: son nidos de avispas camoatí. Los muchachos no se preocupan demasiado pues saben que con algo de agilidad, maña y un poco de fuego controlado esta especie de himenóptero poco amistoso se dará cuenta de que el gálibo ferroviario no es el sitio para alojarse.
Es momento de seguir. Pasar San Eladio, La Verde, Tomás Jofré y llegar a Mercedes para invertir la marcha en la mesa giratoria que recuperó la Asociación. Solo así estarán listos para volver a casa. A esa estación de Gral. Las Heras que se ve más reluciente día tras día.
El ramal G del Ferrocarril Belgrano está siendo custodiado.

Ellos son Héctor, Enzo y Sergio. 


Aparato de vía accionado a barreta. 

Nido de avispas camoatí peligrosamente cerca de la vía.



Mantener a las avispas camoatí a una distancia prudencial de la vía no es un juego ni un hobbie, es seguridad.
Revisión periódica de mesa giratoria en Mercedes.

Llegaron e invirtieron la marcha. El viaje de regreso no es menos difícil ni estará exento de trabajo.