¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

miércoles, 2 de marzo de 2016

¡Y Plomer quedó hermosa!

Después de dos arduas jornadas de trabajo encabezadas por los referentes de la Base Plomer, la centenaria estación ferroviaria tiene su galería pintada totalmente a nuevo y hoy reluce para orgullo de todo el pueblo.
Además, los voluntarios repararon aberturas y colocaron reemplazos de vidrios faltantes, como así también quitaron caños y otras obras clandestinas efectuadas por intrusores.
Queremos transformar la estación en un punto de encuentro para vecinos y visitantes. Queremos que el mayor símbolo del pueblo sea un lugar aprovechado por todos.
Agradecemos a todos los que se acercaron motivados por la convocatoria y colaboraron como verdaderos amigos, especialmente a las familias Del Moral y Arone, como así tambíen a Marcos, que se acercó en moto desde Pilar. También mencionamos a la Delegación Municipal de Plomer, que brindó su apoyo desde el primer momento.

¡Sigamos trabajando juntos!

Una buena oportunidad para cortar plantas que no deberían estar ahí.

El entonador parecía no alcanzar. Costó encontrar los colores.

Limpiando los carteles de cada dependencia.

De punta en blanco.

¡Felicitaciones a todo el equipo! ¡Qué orgullo!

El tío Willy, uno de los nuevos amigos del Belgrano que está feliz haciendo sus primeras armas en la trocha.  
Marta, esposa de Luis, no se queda afuera y aprovecha para limpiar las aberturas. Todas las manos son bienvenidas.

Casi lista la pared.

Los listones de madera, tratados con esmalte sintético.

¡Grande, Lucas! Tenemos un par de socios cadetes para que conozcas y te hagas amigo.

Desmontando obras clandestinas. 

Rodillo, pincel, y hasta un aerógrafo que apareció el domingo.

La estación está terminada.

La foto muestra los primeros paños y el contraste con el color anterior.

Va quedando, va quedando.

Esa escalera era más frágil de lo que parecía. ¿No, Nelson?

Socios de ayer y hoy se sumaron a la jornada. El amor por el Belgrano permanece intacto en todos.

Rasqueteando donde hace falta 
Y desde lejos se empieza a ver distinta. Qué linda es la CGBA.

Ganar altura en la altura.

Había que tapar el agujero, pero no había cuchara. ¿Alguna idea para improvisar?

Haciendo relucir los carteles de la estación.

El reloj original de la estación lleva más de un siglo dando la hora exacta.

Un ejemplo: Luis Del Moral, amigo que nos sigue por Facebook, agarró la caja de herramientas y se vino con toda la familia a dar una mano. A todos nos sorprendió cuando apareció con una caladora y se puso a reparar una ventana. ¿Quién se anima a imitarlo?

Trabajos en el friso. Sus ornamentos son únicos.

Muchas de las tareas fueron realizadas por voluntarios que se acercaron a colaborar con Amigos del FC Belgrano. ¿Cómo sumarse? Lo explicamos aquí

Estas son obras que nos enorgullecen. También hay otras y pueden conocerse haciendo click aquí