¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

lunes, 1 de diciembre de 2014

Nubes negras: machetes bajo la tormenta

Lluvia. Calor. Más lluvia. La fuerza de la naturaleza, silenciosa pero implacable, hace su trabajo y las malezas se multiplican sin control. En los 20 kilómetros que separan Gouin de Tres Sargentos, hay ciertos puntos donde suelen formarse grandes almácigos de cicuta, sorgo, cardo y hasta una variedad de menta silvestre, de rápido crecimiento y tallo bastante duro.

Para el sábado 29 de noviembre se pronosticaban fuertes precipitaciones y esa mañana partió una cuadrilla formada por socios de las bases Mercedes y Tres Sargentos, con el objetivo de atender lo más posible ese sector crítico antes de que el temporal anunciado obligara a volver. Porque sí, la misma naturaleza que hace crecer el pasto es la que también nos muestra su poderío soplando terribles vientos, encapotando el cielo como en una película de terror y, finalmente, desatando una lluvia gruesa, horizontal, feroz. Acá van algunas fotos que testimonian esos extraños momentos.