¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

domingo, 6 de julio de 2014

Estrechando lazos - Apostando al perfeccionamiento operativo

Desde fines del año pasado, en el marco de un re-ordenamiento institucional, nuestra asociación buscó establecer contacto con las principales autoridades nacionales ligadas al Transporte Ferroviario. Además de presentarnos como asociación civil y generar expedientes relativos a pedidos de todo tipo, nuestro objetivo fue establecer (con ellos) un diálogo lo más fluido posible, ya que consideramos que esa es la mejor forma de avanzar hacia logros concretos: SIN PRISA, PERO SIN PAUSA.

Nuestro primer acercamiento fue con la Subsecretaría de Transporte Ferroviario (SSTF) a cargo del Ing. Raúl Baridó. Al margen del aspecto técnico de nuestros requerimientos (y los plazos más o menos largos de su concreción), nos hemos sorprendido al encontrar en la SSTF a un grupo de personas de espíritu solidario que nos han estimulado explícitamente a seguir nuestro trabajo, incluso reconociendo que “las autoridades nacionales son una elección del pueblo, y éstas tienen el deber de dar respuestas al pueblo”. Recordamos con alegría una frase de Raúl Baridó: “Ustedes son gente preocupada por preservar una línea ferroviaria, y nosotros (por la SSTF) debemos dar una respuesta a la nobleza de su labor”. Tras varios años de derrotero por despachos de todo tipo, por primera vez aquí nos hemos sentido “acompañados”. Quizá eso resulte “poca cosa”, pero es algo que no podemos pasar por alto y queremos compartir con todos ustedes.

Poco tiempo después, hemos entablado contacto con ADIF, con el equipo de Ariel Franetovich, en donde también se han generado expedientes relativos a solicitud de material rodante y colaboración puntual sobre obras necesarias en algunos puntos de la línea Villars-Salto. En virtud de ese primer encuentro, esta Sociedad del Estado nos ha facilitado sus instalaciones para la presentación de nuestro primer video institucional.

Pero el pasado martes 24 de junio fue un día trascendental: por primera vez mantuvimos un encuentro con el Presidente de Trenes Argentinos Cargas y Logística S.A., Marcelo Bosch, y otros funcionarios de distintas áreas de la empresa. Enormemente cordiales, Bosch y su equipo se interiorizaron sobre la actualidad de los trabajos que venimos realizando en la línea y afirmaron su apoyo y colaboración con el proyecto de la asociación.

Si bien en la actualidad la red del Belgrano se halla en una situación de recuperación donde se prioriza la puesta a punto de las líneas troncales del NOA, cabe destacar que la excelente predisposición de Marcelo Bosch y su equipo para con nuestra asociación, no se traduce en promesas, sino en un apoyo tangible que a futuro se podrá convertir en el perfeccionamiento de nuestra actividad sobre la línea G. En ese marco, acordamos trabajar en conjunto a través del reporte permanente de toda novedad a TACyL – LB (Trenes Argentinos Cargas y Logísticas / Línea Belgrano), y ésta a su vez supervisará las tareas de la asociación a lo largo del tendido que tenemos a cargo.

Actualmente, nuestra premisa de “estrechar lazos” no se concentra solo en autoridades ferroviarias: estamos elaborando programas conjuntos con los municipios para realizar tareas de promoción y concientización sobre la temática ferroviaria en las comunidades cercanas.

Todo este trabajo es llevado a cabo de forma voluntaria para conservar la infraestructura íntegra y despejada, libre de intrusiones y con posibilidades de que se reanude el tráfico sin que sea necesario reconstruir la traza por completo.

Finalizando, destacamos que estamos muy contentos de estos avances institucionales, pero ese avance se suscribe en un marco de visión analítica de la realidad: somos conscientes que el ferrocarril en Argentina se halla en una situación crítica cuya tarea de recuperación no será ni rápida ni sencilla, y que la línea G del Ferrocarril Belgrano (nuestro ferrocarril) es apenas “un pedacito del mundo ferroviario” que pide volver a ver el tren. No somos egoístas desde el punto de vista geográfico, tenemos una visión nacional que nos recuerda que hay cientos de ramales esperando recuperar operatividad, pero si bien desconsuela saber que “hay tanto por hacer”, creemos que estamos transitando una época más propicia que épocas pasadas, y seguramente el tiempo nos demostrará que no estábamos equivocados en esta corazonada.