¡Hay equipo!

¡Hay equipo!
Estación Mercedes, Buenos Aires, Argentina

jueves, 3 de febrero de 2011

Mercedes: la vigencia de un clásico

Sábado. El aumento del tránsito y de vecinos caminando por las veredas señala que la ciudad ya terminó de desperezarse. Es media mañana en Mercedes y, de a poco, la sede central de la Asociación Amigos del Belgrano comienza a recibir a los socios e invitados que llevarán adelante la primera jornada de limpieza del año.

En la vía, el verano no significa vacaciones, sino todo lo contrario. Es la época en que la lucha contra la maleza recrudece y es necesario redoblar los esfuerzos para controlar el crecimiento de cañaverales y la proliferación de arbustos, y así garantizar una traza despejada. Ése era el objetivo de los trabajos de patrullaje y limpieza del último 29 de enero.

Después de una divertida puesta a punto de las herramientas en la herrería del querido socio Juan Coronel, la cuadrilla mercedina comenzó a avanzar en sentido descendente. La dificultad que siempre supuso la salida de la zona urbana -cuantiosos pasos a nivel, construcciones linderas, animales invadiendo la traza y el daño producido por la elevación de la RN 5- fue intensificada por la presencia casi constante de maleza y obstrucciones varias, lo que obligó a realizar numerosas paradas para asegurar el gálibo y despejar pestañas y cabezas de riel. Mientras tanto, un grupo a pie realizaba tareas de poda con motoguadaña.

Muy lentamente, a fuerza de pico, pala y machete, la M05 pudo abrirse camino y continuar su itinerario. El inconveniente más serio apareció un poco más allá de Altamira, donde un árbol de importantes dimensiones había caído cruzado sobre la vía, lo que impidió el paso momentáneamente.

Pero la suerte siempre se pone del lado de quienes hacen las cosas con pasión. Porque justo en ese instante llegaron los refuerzos de la base Plomer, que a bocinazo limpio y marcha decidida hizo su llegada a bordo de La Pionera, abriéndose paso entre los yuyales con su imponente miriñaque. A partir de allí, todo fue más fácil. Motosierra mediante, pocos minutos bastaron para hacer leña del árbol caído.

"Hacía mucho que no teníamos una jornada tan exitosa", analiza Víctor Rodríguez, presidente de la Asociación. En pocas horas, se consiguió garantizar la transitabilidad de un sector que en época estival se vuelve especialmente dificultoso. "Ahora hay que aplicar herbicida, para consolidar el trabajo y que la maleza no vuelva a crecer", finalizó.

Sin duda, esta jornada veraniega, intensa y productiva, constituye un nuevo logro de Amigos del Belgrano y reafirma que, en Mercedes, "la trocha" dice Presente y está más viva que nunca.







¿Te gustaría formar parte de Amigos del Belgrano? ¡Sumate! Escribinos a amigosdelbelgrano@yahoo.com.ar y a la brevedad nos pondremos en contacto con vos.